jueves, 1 de agosto de 2013

Dueño de las fotos polémicas de Messi dice que son auténticas



Un poco molesto, con el orgullo lastimado y con las pruebas en su poder, el dueño de las fotos de Messi en Las Vegas habló con el diario Muy, mostró las pruebas con los datos técnicos de las imágenes y criticó a los que dudaron de su veracidad.

"Hemos fotografiado a las celebridades más importantes del mundo. Con todo respeto por Messi, no vamos a poner nuestro prestigio en juego por estas fotos. Que nadie dude de que son auténticas", indicó, según el diario argentino El Clarín.

"Me sorprenden las pavadas que dicen. No puedo creer que medios importantes, como los diarios El País y ABC de España, duden de la autenticidad de las fotos. Y ni siquiera vieron los originales. Por supuesto no tuvimos cuestionamientos de colegas o profesionales, porque cualquier fotógrafo sabe que las imágenes no están trucadas. En un retoque es imposible lograr el tono de luz, los colores y el granulado que tienen las fotos", explicó Pablo Grosby, de la agencia estadounidense Grosby Group.

Pablo es argentino y uno de los fundadores de la agencia. Según reveló, las fotos en las que se lo ve a Lionel Messi coqueteando con una pulposa rubia, llegaron a sus manos luego de pasar por la agencia Thunder, de España que, a su vez, las habían recibido de la agencia inglesa Optimus, una de las más importantes en el mundo.

Por estas latitudes, las imágenes explotaron en la tapa del diario Muy. E inmediatamente generaron tanta polémica como objeciones. Desde el entorno familiar del futbolista aseguraron que las fotos son truchas y hasta las compararon con otra en la que el rosarino tenía en brazos a su pequeño hijo Thiago.

Desde su oficina en Los Angeles, Grosby hizo su propio análisis de la situación en diálogo con Muy y defendió su trabajo. "Las fotos no fueron tomadas en un cabaret. Surrender es un night club de primer nivel, no un lugar de prostitutas. Y no muestran un beso, ni que Messi se haya ido del lugar con esta mujer. Pero estamos hablando de Las Vegas y del mejor jugador del mundo. Seguro que una mujer se le pudo haber acercado para provocarlo", aclaró el fotógrafo.

Por otra parte, consultado sobre la calidad de las imágenes, Grosby aclaró que "hay una falta de luz y una distorsión de colores propias de un boliche bailable. E insisto, el pixelado de las cinco fotos, los tonos de luz, las sombras, es imposible lograr eso en un montaje", subrayó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario