lunes, 8 de mayo de 2017

¡Cómo han cambiado las estrellas del fútbol!



La carrera del futbolista es corta, muy corta en algunos casos, pero suficiente para comprobar el paso del tiempo. Un repaso al antes y ahora de las grandes figuras actuales demuestra cómo han cambiado.

El tiempo pasa para todos, incluidos las grandes estrellas del fútbol, millonarios, atletas y, en algunos casos, auténticos divos. Las diferencias entre el inicio de sus carreras y sus imágenes actuales desvelan una irrefrenable evolución, una demostración de la personalidad que cada uno de ellos ha ido desarrollando.

La imagen actual de Messi, con barba rubia y pelo corto, difiere mucho de cuando la “Pulga” debutara con la camiseta del F.C. Barcelona con 16 años.

Aquel adolescente que se escondía en su descuidada melena es hoy un hombre cercano a los 30 años, musculoso y algo más espabilado, aunque poco más o menos elocuente que entonces.

La “transformación” de Messi, tras cerca de quince años como profesional y con todos los títulos posibles ganados que un club puede conquistar, ha pasado por diversas fases, incluida una etapa en la que el astro argentino se tiñó el pelo de rubio platino.

Cambios como los que ha evidenciado Messi son costumbre en muchos futbolistas. Su gran rival deportivo, el portugués Cristiano Ronaldo, es también muy cuidadoso con su imagen, todo un icono de la estética y protagonista de numerosos anuncios publicitarios en este sentido.→

El delantero del Real Madrid, tras su paso por el Sporting de Lisboa y Manchester United, ha ido aumentando su físico, su corpulencia y ha ido alejándose de su cara de niño revoltoso.

El caso es parecido al del francés Antoine Griezmann, delantero del Atlético de Madrid y conocido como “El príncipe” que, observando su antes y ahora, no puede desprenderse de un aire adolescente.

El paso del tiempo es más evidente en otros futbolistas como Andrés Iniesta (F.C. Barcelona), que dio el triunfo a España en el mundial africano, a quien la caída del pelo delata que se acerca al final de su carrera, una trayectoria brillante, a la par de la de Messi, con el añadido de los triunfos conseguidos con la selección española.

Los compañeros de ambos, el uruguayo Luis Suárez y el brasileño Neymar han aumentado su corpulencia, aunque su rostro poco dista de la de sus inicios.

Cambios evidentes

Evidente también es el cambio que ha experimentado Sergio Ramos. El defensa del Real Madrid, considerado uno de los mejores centrales del mundo, ha pasado por varios estadios: pelo largo, corto, teñido, afeitado…. hasta su milimétrico peinado y su cuidada barba, por no hablar de sus tatuajes, que invaden casi todo su cuerpo.

Uno de los futbolistas que más se ha “transformado” en su carrera ha sido el chileno Arturo Vidal.

El actual centrocampista del Bayern de Múnich dista bastante de la imagen de sus inicios cuando disfrutaba de sus triunfos en la selección de Chile y en el equipo alemán.

Su cresta en la parte central acompañada de una zona baja sin pelo en la que aparecen los tatuajes, permite mostrar una imagen muy definida del jugador, que va acompañada de una barba especialmente perfilada.

Otro de los futbolistas que ha experimentado más cambios es el galés Gareth Bale. Observando el antes y ahora del actual delantero del Real Madrid destacan las llamativas orejas de sus inicios, que intentaba ocultar con el pelo, un complejo olvidado para el jugador del Reino Unido.

Por su parte los colombianos Falcao, actualmente jugador del Mónaco, y James Rodríguez, que milita en el Real Madrid; el chileno Alexis Sánchez, que pertenece al Arsenal de Londres; el argentino Sergio Agüero, del Manchester City; o el mexicano Javier Hernández “Chicharito”, en las filas del Bayer Leverkusen alemán, son también ejemplos de cómo han cambiado las actuales estrellas del fútbol, porque el tiempo pasa para todos. •











No hay comentarios:

Publicar un comentario