lunes, 26 de junio de 2017

Deportistas bajo la lupa de Hacienda

Falcao, Coentrao, Mourinho y sobre todo Ronaldo: en apenas unos meses, y a raíz de las revelaciones de 'Football Leaks', los clientes más mediáticos de Jorge Mendes se hallan en el punto de mira de la justicia, que investiga sobre las prácticas del superagente luso.

Los comunicados de prensa de la sociedad Gestifute, más bien escasos antes de diciembre de 2016, se multiplicaron en los meses siguientes, sobre todo para desmentir informaciones.

La empresa del emblemático Mendes, uno de los agentes más conocidos y poderosos del fútbol mundial, junto al italiano-holandés Mino Raiola, acumula declaraciones oficiales de inocencia para intentar preservar su imagen y la de sus clientes.

Tormenta 'Football Leaks'

En el marco de las revelaciones de "Football Leaks", investigación colaborativa de varios medios europeos que salió a la luz el pasado mes de diciembre, se han puesto de manifiesto las supuestas prácticas de Mendes para optimizar la fiscalidad de las enormes sumas percibidas por sus clientes, especialmente en concepto de derechos de imagen.

Según el consorcio de medios EIC, la cifra de ingresos publicitarios que habría opacado a las administraciones fiscales no sería inferior a los 185 millones de euros, "a través de sociedades pantalla y de cuentas en paraísos fiscales como Irlanda, Islas Vírgenes Británicas, Panamá o Suiza".

Hasta ahora, este nativo de Lisboa, hijo de un obrero de la industria petroquímica, se había movido por los bastidores del fútbol-negocio, a pesar de la notoriedad y el prestigio de sus clientes: el lateral portugués Fabio Coentrao, el defensa Pepe, el entrenador José Mourinho y sobre todo Cristiano Ronaldo, todos ellos relacionados profesionalmente en algún momento con el Real Madrid.

Luz y taquígrafos

Mendes, de 51 años, fue convocado por la justicia española para ser escuchado, mañana, por presunto fraude fiscal del delantero colombiano del Mónaco Radamel Falcao.

La fiscalía de Madrid destapó en mayo el seguimiento al colombiano, exjugador del Atlético de Madrid (2011-2013), acusado de un fraude fiscal de 5,6 millones de euros.

Coentrao, por su parte, es sospechoso de haber escondido cerca de 1,3 millones de euros de ingresos. En cuanto al entrenador José Mourinho, actualmente en el banco del Mánchester United, está acusado de un presunto fraude fiscal de 3,3 millones de euros.

Pero si alguno de sus clientes se halla en el foco de la tormenta es el cuatro veces ganador del Balón de Oro, Cristiano Ronaldo, que disputa estos días la Copa de las Confederaciones con su selección en Rusia. Ronaldo está acusado de un presunto fraude fiscal de 14,7 millones de euros, ha sido convocado a declarar el próximo 31 de julio

Técnicas similares

La fiscalía de Madrid acusa a Ronaldo de haber montado una estructura "para ocultar las rentas generadas en España por los derechos de imagen", entre 2010 y 2014.

Según el ministerio público, Ronaldo, "simuló" la cesión de sus derechos de imagen a una sociedad llamada Tollin Associates LTD, con domicilio en las Islas Vírgenes Británicas. Y dicha sociedad cedió la explotación de esos derechos a otra ubicada en Irlanda, llamada Multisports&Image Management LTD, con la finalidad de "interponer una pantalla para ocultar al fisco español la totalidad de los ingresos obtenidos".

Casualidad o no, esta misma sociedad Multisports&Image Management es la misma que explotó los derechos de imagen de Coentrao.

La justicia española comienza a interesarse por los negocios de los agentes de futbolistas. A finales de mayo, el Tribunal Supremo español confirmó la condena por fraude fiscal al delantero argentino del FC Barcelona Leo Messi, aunque en su caso sus asesores fiscales no fueron perseguidos.

Muy cercano a Mendes, ya que el agente es incluso padrino del hijo de Ronaldo, el jugador afirmó tener "la conciencia tranquila".

Pero los medios lusos y españoles informaron de que el astro del Real Madrid, molesto por haber sido tratado como "un delincuente", considera la opción de abandonar España y el Real Madrid, con el que conquistó tres Ligas de Campeones (2014, 2016, 2017).

Ello acarrearía una indemnización por rescisión de contrato histórica, lo que redundaría en más beneficios para Mendes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario