lunes, 14 de agosto de 2017

Los jugadores que son fanáticos del glamour fuera de la cancha

Son futbolistas que tienen estilo. Dedican gran parte de su tiempo a elegir su ropa y cuidan su aspecto físico no solo para estar en forma y rendir en la cancha. No. La elección pasa por otro lado: les gusta verse bien y, sobre todo, lucir originales.

Pasar desapercibidos no es una opción para ellos. Invierten dinero a montones en su vestimenta, así es que prefieren mostrarse sin tapujo alguno. Su esencia extrovertida los ha hecho, incluso, posar en portadas de revistas glamorosas como Vogue o desfilar en pasarelas.

Y aunque no siempre destaquen con versatilidad y virtuosismo con la pelota, lo cierto es que vuelcan su imaginación en la ropa.

El galés Aaron Ramsey (26 años), actual mediocampista del Arsenal, es conocido como el “sucesor” del ya retirado David Beckham, quien en 2000 fue uno de los pioneros de la escuela de jugadores con estilo fuera de la cancha.

Ramsey se ganó el título de “mejor vestido de la Eurocopa 2016”, mención dada por Vogue. Hace tres años, el futbolista que se desempeña en la Premier League posó para la afamada agencia Elite Models, firma que lo incluyó dentro de su sección de celebridades. Le diseñó un book personal (portafolio) que también aparece en la versión online.

Con un estilo totalmente hipster (mezcla entre lo vintage y alternativo), Joe Ledley, del Crystal Palace, impone su sello personal. Luce una barba generosamente poblada que lo ayuda a remarcar su perfil.

El mediocampista galés no es señalado precisamente por brillar con el balón, pero cuando está en el campo de juego es distinto al resto.

Otro que se muestra como “fanático” de la moda es el español Héctor Bellerín, compañero del chileno Alexis Sánchez en el Arsenal. Por ello acudió a la Fashion Week londinense para deleitarse con la colección de J. W. Anderson, su diseñador preferido. No pueden faltar, entre sus calzados, los mocasines de Gucci. También usa sombreros llamativos y camisas floreadas tipo hawaianas.

En la lista de nombres consolidados se encuentra el francés Antoine Griezmann, que más allá de ser efectivo y goleador en el Atlético de Madrid es admirado por su buen gusto en la indumentaria. El de la melena rubia elige prendas “modernas” y colores vivos en cuanto a zapatillas. Sabe combinar los tonos y casi siempre lleva algún sombrero. Sube sus fotos a su cuenta personal de Instagram, donde es felicitado por sus fans.

El atacante holandés Memphis Depay no es sinónimo de excelencia en la cancha. De todos modos, sus ingresos económicos en el Olympique de Lyon son muy buenos y le alcanzan para arrasar en las tiendas de mayor prestigio. Realiza compras millonarias.

André Silva, el portugués del Milan, conjuga moda con sofisticación. No es adepto a las prendas demasiado llamativas. Más bien, el delantero opta por camisas y pantalones de colores pasteles con toques siempre a la vanguardia.

Lionel Messi representa un caso especial. Alejado de vestimentas y accesorios excéntricos, el argentino estrella del Barcelona echa mano a un look casual muy relajado, aunque siempre cuidado.

Y si la moda es el tópico, Cristiano Ronaldo se lleva la estatuilla. No por nada el luso es dueño de una firma de indumentaria llamada CR7 que funciona en su país.

1 marca de lujo muy conocida prefieren los futbolistas. Se trata de la firma Gucci, de procedencia italiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario