jueves, 28 de marzo de 2019

Un salón para los hombres de fútbol



Este centro dedicado al corte de cabello, barba y otros servicios funciona hace tres meses. Entre sus clientes se encuentran Daniel Vaca, Juan Miguel Callejón y Bruno Miranda.



Damián Lizio, exjugador de Bolívar, Oriente Petrolero y la selección boliviana, abrió su primer negocio en Santa Cruz, denominado DL Sport Barber.

Este centro dedicado al corte de cabello, barba y otros servicios funciona hace tres meses en la planta baja del edificio Tacuaral II (barrio Equipetrol).

Su apertura surgió por la tendencia que tienen los futbolistas de verse bien arreglados, porque ellos muestran una imagen e imponen moda.

“Eso pasa, por ejemplo, en Europa, donde un deportista famoso se hace una rayita en la cabeza y sus fanáticos quieren imitarlo”, dice Giancarlo Zabala, administrador de la barbería.

Por ese motivo, ellos son asiduos visitantes de este tipo de negocio y Lizio vio la necesidad de dar un servicio integral a figuras del deporte nacional.

Entre sus clientes se encuentran Daniel Vaca, arquero de The Strongest; Juan Miguel Callejón, de Bolívar, y Bruno Miranda, de Wilstermann.

Damián hizo el diseño y puso los adornos, con la incorporación de luces, televisores y una cancha en el techo.

También tuvo la iniciativa de adornar todo el negocio con detalles que resaltan en la práctica del más popular de los deportes, como un camarín, pizarra, ponchillos y casilleros.

Camisetas de varios equipos en el salón. Foto: Extra

“En todo lo que hago trato de incluir detalles referidos al fútbol y en esta ocasión utilicé un circuito que no vi en otras barberías”, menciona el futbolista.

Esto significa que el cliente pasa primero a un vestuario, donde se puede cambiar la camisa o polera; luego se realiza el corte de cabello y, al final, recibe un lavado y aspirado. Así, los usuarios se van sin rastros del servicio que recibieron en DL Sport Barber.

DL Sport Barber brinda un servicio exclusivo para varones, quienes pueden disfrutar de un ambiente relacionado con el fútbol mientras dura el corte.

El balón que es usado en la Liga de Campeones de Europa también es uno de los elementos que fueron incluidos en el salón principal para realzar al campeonato internacional.

Todos los días

El horario de atención de la barbería es de 10.00 a 21.00, de lunes a sábado. El domingo abre hasta las 17.00.

El corte de cabello cuesta 100 bolivianos.

Para los hijos

Un futbolín (canchita) fue colocado en el ingreso al lugar para que los hijos de los clientes puedan divertirse mientras éstos reciben el corte de cabello y otros servicios adicionales.



viernes, 15 de marzo de 2019

Adriano llevará su vida al cine, firmó ayer un contrato

El exdelantero brasileño Adriano Leite Ribeiro, ‘el Emperador’ anunció ayer jueves que ha firmado un contrato con una productora local para llevar su vida al cine.

“¡Contrato oficial firmado!”, exclamó en sus redes sociales Adriano, de 37 años, que destacó en Flamengo, la selección Canarinha, el Parma y el Inter italianos, entre otros clubes.

El atacante afirmó que dio el aval a la firma Bananeira Filmes, de la productora Vania Catani, para desarrollar el proyecto.

“Todo lo que ustedes siempre quisieron saber, en breve en las pantallas del cine”, indicó en un mensaje, acompañado de una fotografía en la que posó con la productora; su abogado, Diogo Souza; y su asesora, Renata Battaglia.

Adriano ha amagado ya varias veces con volver a los terrenos de juego, algo que nunca llegó a hacer realidad.

Sus publicaciones en redes sociales se han reducido en los últimos tiempos a viajes y encuentros con amigos, mientras que la prensa hace conjeturas sobre su situación económica y sus líos amorosos.

El goleador, quien fue internacional con Brasil, admitió en 2017, en una entrevista a la televisión Globo, haber sufrido una depresión tras la muerte de su padre en 2004, una pérdida que le hundió anímicamente y supuso el declive de su hasta entonces exitosa carrera.

Tras ganar con Flamengo el Campeonato Brasileño de 2009, Adriano fue traspasado al Roma, en el que apenas tuvo continuidad. En 2011 regresó a Brasil para jugar en el Corinthians con poco éxito.