miércoles, 5 de junio de 2019

Neymar atraviesa el peor momento de su carrera

Tres empresas multinacionales que patrocinan a Neymar expresaron “preocupación” por la denuncia policial por violación que le realizó el viernes pasado una mujer brasileña, con la que el jugador tuvo relaciones sexuales en París. Las empresas Nike, Mastercard y Red Bull reaccionaron frente al escándalo generado por una mujer que hizo una denuncia y que según revelaron abogados a la TV Globo intentó sin éxito un acuerdo monetario con el jugador para evitar judicializar la cuestión. La causa sigue creciendo, y ahora la división de ciberdelitos de la policía de Río de Janeiro quiere que Neymar testifique acerca de un video que publicó con mensajes e imágenes de los supuestos diálogos con la mujer. Mientras, la CBF (Confederación Brasileña de Fútbol) dice ser garante de la presencia del crack brasileño en la próxima Copa América .

“Estamos profundamente preocupados con estas acusaciones y seguimos de cerca la situación”, dice un comunicado de Nike, que patrocina al jugador del Paris Saint Germain desde que tenía 13 años, con un contrato que vence en 2022. La tarjeta de crédito Mastercard, que edificó su imagen global vinculada al fútbol por dos décadas patrocinando a Pelé, envió un comunicado al diario O Estado de Sao Paulo: “Estamos impacientes y preocupados con acusaciones de gravedad. Estamos siguiendo la situación”. Por su parte, la multinacional austriaca Red Bull expresó: “Neymar Junior es un aliado de Red Bull desde 2010. Es responsabilidad de las autoridades públicas determinar los hechos reales por detrás de esta grave acusación”.

La denuncia contra Neymar fue hecha en una comisaría de San Pablo por una mujer que conoció por Instagram y a quien le pagó un viaje a París. Ambos tuvieron relaciones el 15 de mayo en un hotel de la capital francesa. Con la denuncia por violación, Neymar divulgó las conversaciones por Instagram motivo por el cual fue intimado a declarar ante la policía de Río de Janeiro, ya que se encuentra en la Granja Comary, en Teresópolis, preparándose con la selección brasileña para la Copa América.

“No puedo juzgarlo”, dijo el DT Tite, al comentar el escándalo, que ya forma parte de la previa del certamen continente al que comenzará el 14 de junio en el estadio Morumbí de San Pablo con Brasil-Bolivia.

El jugador califica todo como una “trampa”, mientras las batallas sobre la narrativa de lo que ocurrió genera todo tipo de debate, desde el feminismo hasta el fascismo, en las redes sociales, en el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario