martes, 14 de diciembre de 2021

ORALIDAD Y PRODUCCIÓN LITERARIA ANTES DE LA COLONIA - La leyenda

 Las leyendas son relatos populares que cuentan un hecho real o fabuloso, adornado con elementos fantásticos o maravillosos del folclore, que en su origen se transmitían de forma oral. Existen variedad de leyendas en todas partes del mundo. Su origen se remonta a tiempos inmemoriales, al igual que el mito y el cuento. Su característica principal es la presencia de un hecho maravilloso acaecido en la historia.

Como lectura se propone la lectura del libro “Leyendas de mi tierra” del escritor Antonio Díaz Villamil y “Leyendas de Bolivia” del escritor Antonio Paredes Candia.

Lectura:

“LEYENDA CHIRIGUANA DEL ORIGEN DEL HOMBRE”

Antonio Paredes Candia

I

1. En la mitología chiriguana, dos dioses gobiernan el mundo. Tumpaete, que expresa el bien y su contrapuesto: el mal, que recibe el nombre de Aguaratumpa. Los dos transcurren en constante lucha y su animadversión durará hasta el fin de los siglos.

II

Ocurrió en tiempo inmemorial Aguara-tumpa conocedor del celo que tenía Tumpaete por el hombre al que había creado y del que era protector, descuidando a los vigilantes provocó un incendio que destruyó los campos, quemó los pastizales y bosques de la raza chiriguana, exterminando a los animales que moraban ahí.

Los chiriguanos recurrieron a su Dios.

Tupaete les aconsejó que trasladaran sus caseríos a las riberas del río y allí sembrarán maíz. Mientras maduraran las mieses se alimentarían de los pescados.

Aguara-tumpa viéndose burlado en su afán destructor, "hizo caer desde los cielos aguas torrenciales" e inundó la chiriguanía.

Nuevamente el dios Tumpaete habló a sus hijos:

— Está decidido que todos vosotros moriréis ahogados y para salvar la raza chiriguana buscad un mate gigante y dentro de él dejad dos niños, macho y hembra, "hijos de una misma mujer", escogidos entre los más fuertes y perfectos. Ellos serán el tronco en que florecerá la nueva raza chiriguana.

Los chiriguanos obedecieron a su dios. La lluvia no cesó durante muchas lunas y el mate con los dos niños adentro siguió flotando sobre las aguas. Murieron todos, no sobrevivió ninguno. La tierra se anegó y se calmó la lluvia cuando Aguara-tumpa creyó que había desaparecido la raza chiriguana y él podía ya ser el dueño de la tierra.

Se secaron los campos y los niños salieron de su escondite.

III

La pareja vagó mucho tiempo en busca de alimentos. Caminaban de un lado a otro y les aguijoneaba el hambre. Tumpaete nuevamente les habló:

—Id en busca de Cururu, el amigo benigno del hombre, que él les proporcionará el fuego para cocinar los pescados que están al alcance de vuestras manos.

Los niños encontraron a Cururu, un gigantesco sapo, esperándoles en una altura. Guardaba las brasas en su boca y las mantenía vivas con su respiración. Les entregó a los niños y ellos pudieron asar los pescados, que entonces eran abundantes por las torrenciales y largas lluvias pasadas.

Cururu les contó que cuando empezaron las lluvias, por mandato de Tumpaete, él se introdujo dentro de la tierra llevando ese fuego.

Gracias al fuego los niños tuvieron alimento y sobrevivieron.

IV

"Los dos hermanos fueron creciendo en años hasta que tuvieron la edad competente para proliferarse".

De esa pareja nuevamente se multiplicaron los chiriguanos y formaron un pueblo robusto, bello y perfecto.

Actividad

Respondemos las preguntas acerca de la lectura: “Leyenda chiriguana del origen del hombre”

1. ¿Cuál es la intencionalidad del autor?

2. ¿Cuál es el tema principal?

3. ¿Cuándo y dónde ocurren los acontecimientos?

4. Escribe la forma que tiene el autor de presentar o introducir el relato.

5. Identifica los dioses tutelares que aparecen en la lectura.

6. Interpreta y describe uno de los valores sociocomunitarios que más llamaron tu atención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario